Contra la moral neovictoriana


escritor, relato, relatos, cuentos, revista literaria, ficcion, escritor español, escritor españa, escritor catalan, mbarriov, blog, blog de escritor

Se puede llamar moral neovictoriana pero también corrección política. Es ese sistema de valores que se basa en el respeto y la tolerancia llevados al límite, en el buenísmo como eje vertebrador, en el buen gusto y en el derecho a no ser ofendido. Es ese moralismo que hace que corrientes de pensamiento de todos los colores se crean en una condición espiritual superior para obligar a la sociedad a aceptar sus fobias y sus filias.

Esta policía de la moral siempre ha existido. Del mismo modo que siempre han existido los personajillos obsesionados con iluminar a sus hermanos con la luz del conocimiento verdadero. También han existido siempre los contestatarios. Artistas que, esgrimiendo su inteligencia e imaginación, han rasgado el traje de los moralistas. El ejemplo más popular de sátira a los moralistas lo encontramos en Matt Groening y sus personajes Ned flanders y Lisa Simpson, dos caras de la misma moneda.

Con la desaparición de la esfera privada y su sustitución por la esfera digital estamos bajo la vigilancia de quienes quieren protegernos de nosotros mismos. Celebre es la campaña #freethenipple en Instagram para pedir que la propia red social deje de borrar fotos y perfiles que se atreven a mostrar el pezón femenino. La misma compañía, pero con el nombre de Facebook, ha censurado en varias ocasiones clásicos de la historia del arte por considerarlos inapropiados o de mal gusto. Sin embargo, este fenómeno no es nuevo. Es habitual que grupos de presión llamen a boicotear algunos programas y sus anunciantes porque consideran que lo que emiten es ofensivo. Al final, todo se reduce a un grupo de personjillos que se creen con derecho a decidir de qué se puede hablar y de qué no.

Creo, de todo corazón, que tienen razón y que su lucha es la más justa. No puede haber nada más noble que ayudar a la gente a ser mejor persona. Por eso quiero compartir esta lista de títulos indispensables para ser un bienpensante, un ser educado y de buen gusto, que bebe té con el meñique alzado y, para nada, sobrevive a base de cerveza y tabaco.

Arder en el agua, ahogarse en el fuego

Un poemario de Bukowsky en el que cada palabra es un fragmento de vida descarnada.

Bojack Horseman

Porque los textos pueden estar escritos con imágenes. Esta serie de Netflix es la representación del nihilismo de la vida, el absurdo de nuestros sueños y la estupidez de la sociedad.

En el camino

El clásico de Jack Kerouak. Un largo recorrido por Estados Unidos y México. Un viaje de drogas, jazz, exmujeres, bastardos y, sobre todo, de libertad.

Happy!

También en Netflix. Creada por el director de Crank, es una serie cargada de humor negro y violencia en torno a la navidad y el tráfico de niños.

Cuatro Amigos

La novela de David Trueba. Un viaje de cuatro amigos entre abortos, suicidios, prostitución y otros temas de los que no se puede hablar con elegancia y humor.

Asfixia

Una vieja anarquista, un adicto al sexo, el semen de Jesús en un prepucio sagrado, una novela de Chuck Palanuik

La conjura de los necios

Una novela que costó la vida de su autor, Jhon Kennedy Toole. La historia de un espiritu elevado que debe sobrevivir en un mundo de necios.

Aún hay más

Apúntate a la lista de correo y recibe ingentes cantidades de gatitos, unicornios y polvo de hadas.

Comparte
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.