Escribir ficción II: Dar color al texto


escritura creativa, blog escritor, cuento, escritor, relato, relatos, cuentos, revista literaria, ficcion, escritor español, escritor españa, escritor catalan, mbarriov, blog, blog de escritor

En la entrada anterior practicamos la corrección de un breve texto. Tras revisar el vocabulario, la perspectiva de la acción y el uso de los gerundios, adverbios y adjetivos, convertimos un texto horrible en un texto a secas. Este fue el resultado:

Escuchó un relincho tras él. Un jinete cabalgaba en el horizonte. Masculló una maldición para sí, apagó el fuego, se subió los pantalones y cogió su viejo revólver. Estaba anocheciendo.

Marc Barrio

No podemos decir que sea un texto malo en sí, pero es soso, sin duda. A fin de poder explicar el proceso anterior utilizamos un texto muy esquemático. El punto de vista es lejano, como si observara la acción desde lo alto de una colina, y le falta cantidad de detalles. Ese es el punto clave, los detalles. Dicen que la verdad está en ellos y nosotros queremos que nuestro texto sea verosímil. No nos podemos permitir que el lector aparte los ojos de las letras con una mueca y piense: «¡Anda, ya!».

En los detalles influyen elementos como: el punto de vista, la acción, el género y los personajes (entendemos como personajes tanto los actores de la acción como el escenario en el que sucede la acción), la simbología del relato o la intención y estilo personal del autor.

Los detalles lo son todo y por eso cada escritor escogerá diferentes detalles para su narración. En el post de hoy vamos a jugar a añadir detalles al texto anterior.

Jugando con el género

El género, más allá de ser una convención editorial, aporta una serie de elementos diferenciadores a nuestro texto. La simbología del relato romántico es distinta del de la ciencia ficción y los ambientes del cyberpunk difieren de los del steampunk. Si tenemos claro que queremos enmarcar nuestra historia en un género concreto debemos tenerlo en cuenta. Del mismo modo, ya que el género es algo que fluye y evoluciona, si mezclamos diferentes géneros podemos conseguir nuevos escenarios.

Veamos algunos ejemplos.

La bruma se levantaba lentamente con la caída del sol. Un cuervo picoteaba el cráneo de un venado mientras Bob se acomodaba junto al fuego para remendar sus pantalones. Un aullido recorrió las montañas y Bob detuvo la aguja y prestó atención. Pronto nuevos aullidos llegaron al coro de la noche desde la cordillera del norte, demasiado lejos para que debiera preocuparse. Esperaba dormir tranquilo al raso, sería la primera vez en varias lunas. Lo deseaba realmente.

Con un frío que le calaba hasta lo más profundo de su alma, se acercó a la hoguera. Las llamas danzaban timidamente, como pequeños demonios que saltaban de una rama a otra con una luz tintineante y pálida. Bob escuchó un relincho tras él. Un jinete envuelto en una capa negra cabalgaba en el horizonte. Bob masculló una maldición para sí, apagó el fuego, se subió los pantalones y cogió su viejo revólver.

Marc Barrio

En esta descripción tenemos elementos característicos de un género concreto. El cuervo, la calavera, los lobos, la niebla, el fuego como un demonio, el sueño, el alma del protagonista, la capa negra del jinete y la noche son elementos recurrentes de los cuentos góticos. Si, por ejemplo, fuera un cuento steampunk las descripciones variarían.

Bob acampó en mitad del yermo, era un naúfrago en mitad de un mar de tierra y matojos. Las viejas vías del tren atravesaban el paisaje como una cicatriz y, a un lado, una locomotora olvidada se oxidaba al sol y servía de refugio par los cuervos. Tras reunir un puñado de leña seca, Bob lo prendió con el mechero de gas y luego se acomodó junto al fuego para remendar sus pantalones.

Un aullido sonó lejano, allá donde las montañas rompían la calma del yermo. Pronto nuevos aullidos llegaron al coro de la noche. Bob trató de ignorarlos, los lobos dientes de sable estaban muy lejos para ser una amenaza. Aquella noche, al menos.

Bob escuchó un relincho tras él. Un jinete cabalgaba en el horizonte, en su pecho distinguió un corazón que arrojaba llamas y humo. Bob masculló una maldición para sí, apagó el fuego, se subió los pantalones y cogió su viejo revólver.

Marc Barrio

En este caso encontramos elementos que nos evocan al steampunk: la locomotora, las vías del tren, el mechero de gas, los lobos dientes de sable, el corazón del jinete. La acción es siempre la misma, pero la forma de moldear el escenario y de explicar los sucesos se adaptan en función del género, de la estética, del relato.

El personaje y el punto de vista

Los escritores narramos sucesos y los sucesos le suceden a alguien en algún lugar. Sin personajes no tenemos sucesos, y sin sucesos no tenemos historia. Son, por tanto, una pieza fundamental de la historia y un elemento clave de la narración. En función de cómo sea el personaje lo que le ocurre será de una forma u otra. Los personajes son importantes por lo que les sucede, pero también por cómo se relacionan entre ellos y, dado que también se relacionan con su entorno, es importante que tratemos los escenarios como un personaje más.

Uno de los problemas que tenía el texto es que el personaje esta elidido y el entorno no se menciona. Ambas cuestiones se solventan en el apartado anterior desde la perspectiva del género; repitamos el proceso esta vez desde la relación entre Bob y el entorno.

Las llamas crepitaban al devorar a mordiscos diminutos las ramas que arrojaba una a una. Era fácil encontrarlas. Todas las urces del prado estaban secas como las ubres de una vaca vieja y se extendían hasta donde alcanzaba la vista. Había algún árbol también, valientes solitarios que habían crecido en un lugar donde no había más agua que las lágrimas de los sedientos. Bob alzó la vista al cielo con la esperanza de ver alguna nube, pero sólo encontró las primeras estrellas. Torció la boca en una mueca de disgusto y los labios se le agrietaron como la porcelana vieja.

Escuchó un relincho tras él. Un jinete cabalgaba en el horizonte. Masculló una maldición para sí, apagó el fuego, se ajustó los pantalones bajo la panza y cogió su viejo revólver.

Marc Barrio

En esta ocasión en la descripción no prima el género, aunque tiene tintes de western, y se da más importancia al entorno hostil. Hay una relación entre Bob y el escenario: un sediento en un desierto. Esto no sólo sirve para ambientar si no que también establece un conflicto.

Al mismo tiempo tenemos un punto de vista concreto, un narrador externo y omnisciente que vuela sobre la escena como un dios. En función del punto de vista que escojamos los detalles que añadamos al texto también variarán. Probemos con una primera persona.

Las llamas se revolvían alrededor de las ramas a medida que las lanzaba a la hoguera. Ardían rápido porque estaban secas, como todo lo que había en aquel maldito páramo. Un lugar tan seco que los pocos árboles moribundos que había amenazaban con convertirse en polvo en cualquier momento. Seco como la garganta de un hombre que lleva dos días recorriendo el desierto. Seco como mi garganta. ¡Maldición! Estaba tan sediento que dejaba pasar las horas mirando al cielo con la espernza de ver una condenada nube. Si conociera la danza de la lluvia habría bailado hasta que me sangraran los pies por una miserable gota, pero en vez de eso me distraje remendando mis pantalones polvorientos.

Entonces escuché un relincho tras de mí. Un jinete cabalgaba en el horizonte. Escupí para maldecir a todos los santos, apague el fuego a patadas, me ajusté los pantalones y cogí mi viejo revólver.

Marc Barrio

Los cambios respecto a la tercera persona son evidentes, el texto es totalmente distinto aunque las acciones son exactamentes las mismas. En el caso de la primera persona profundizamos en la visión subjetiva del personaje, en su modo de hablar y de ver la acción. El punto de vista es crucial a la hora de configurar un relato y en la próxima entrada lo trataremos en profundidad.

Descarga mis novelas y relatos

Comparte
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.